Empresas con guardería que facilitan la conciliación

La crisis hace que más padres quieran quedarse en casa cuidando de sus hijos

El 60% de las familias creen que no tienen tiempo suficiente para estar con sus niños

La carga de trabajo y las condiciones laborales han provocado que haya aumentado de forma muy significativa los padres y madres que están dispuestos a abandonar su empleo para dedicarse al cuidado de sus hijos, según el estudio «Hábitos de uso de las guardería en España», elaborado por la empresa Edenred (creadora entre otros del Ticket Guardería). Hoy día el 72% de las mujeres y el 63% de los hombres con niños menores de tres años preferirían quedarse en casa para atenderlos que trabajar fuera. Esos porcentajes eran inferiores en 2013, cuando el 48% de las féminas y el 51% de los varones se inclinaba por cuidar de los suyos a tiempo completo y renunciar a un empleo remunerado.

El estudio viene a confirmar que las escuelas infantiles se han convertido en un recurso más que necesario para muchas familias que conservan su trabajo y no pueden conciliar. Aunque eso no quiere decir que prefieran este tipo de servicios, sino que no les queda más remedio. De hecho, aunque mejora el porcentaje de padres que dispone de más tiempo para estar con sus niños (del 27% en 2008 a un 41% hoy día), siguen siendo mayoría (59%) los que creen que no tienen suficientes momentos para estar junto a sus hijos.

Y los más pequeños siguen pagando la falta de conciliación: entran por primera vez en la escuela infantil a edades muy tempranas (el 60% de ellos cuando son menores de un año); el 65% de los bebés pasa entre cinco y ocho horas en la guardería (incluso un 16% más de ocho) y están casi todo el año viviendo en estos centros (un 60% acude durante once meses). Hay incluso un 40% de padres que se ven obligados a contar con otra persona o con un familiar para que se quede a cargo del niño cuando sale de la escuela infantil.

Precios que se mantienen

Y eso que las guarderías no son nada baratas en los tiempos que corren. Públicas y privadas ofrecen precios similares. El coste medio se mantiene entre 250 y 350 euros mensuales. Las ayudas para costearlas han caído notablemente en los últimos años: sólo un 37% de familias las recibe. Pero no es el precio en lo que más se fijan los padres cuando eligen estas escuelas, sino en el horario y las instalaciones.

Fuente: http://www.abc.es/familia-padres-hijos