Actualidad WorkandLife

Noticias, novedades y mucho más....
Abr
15

TALLER MANIPULATIVO: GRANDES REPOSTEROS NIVEL: 2-3

 

¡Buenos días familias!

Hoy os traemos una forma divertida de pasar una buena mañana cocinando con los más pequeños de la casa. Una receta fácil y sencilla, sin huevo. También se pueden cambiar los ingredientes para que no tenga gluten ni lactosa.

 

Para realizar la receta necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 100 mililitros de Aceite de girasol.
  • 150 gramos de Azúcar.
  • 150 gramos de Harina de trigo.
  • 1 sobre de Levadura.
  • 200 mililitros de leche entera o sin lactosa.
  • 1 cucharadita de vainilla o ralladura de limón o ralladura de naranja o esencia de chocolate.

 

Una vez tengáis todos los ingredientes y los delantales puestos ¡Vamos a cocinar!

En primer lugar, mezclaremos en un bol la harina con la levadura y lo dejaremos a un lado. Después en otro bol aparte empezaremos a mezclar los ingredientes en el siguiente orden: echaremos el aceite, la leche, azúcar, vainilla y una vez que ya lo tengamos mezclado echaremos la harina que teníamos apartada. Momento de jugar a mezclar bien todos los ingredientes.

En segundo lugar, prepara un molde apto para microondas. En este caso hemos utilizado uno de silicona. Engrásalo con un poquito de mantequilla por toda la superficie.

Una vez que tengamos ya todos los ingredientes bien mezclados, lo echamos en el molde y lo llevamos con ayuda de los mayores al microondas. Lo cocinaremos a máxima potencia durante 6-8 minutos.

Cuando acabe el tiempo NO abras el microondas, espera 5 minutos más. Cuando pase el tiempo abriremos y comprobaremos con un palillo en el centro si nuestro bizcocho está hecho. Si no lo está lo cocinaremos durante 3 minutos más.

Cuando lo saquemos del microondas, dejaremos que se enfríe para desmoldar.

Para los más golosos podemos probar a cubrirlo con chocolate. Lo único que tendrías que hacer es derretir una tableta de chocolate especial para postres y cubrir el bizcocho. Y decorarlo al gusto. 

Esperamos que disfrutéis mucho juntos de esta experiencia dulce y por supuesto que nos enseñéis vuestro resultado.

 

 

  190 Hits
0 Comment
190 Hits
  0 Comment
Abr
14

TALLER MANIPULATIVO: CONSTRUCCIONES DIFERENTES NIVEL 1-2

En estos días puede que vuestros hijos vayan agotado su interés por sus juguetes, quizá aquellos objetos que antes les apasionaban vayan perdiendo su encanto y se muestren más desinteresados en manipularlos.

Por ello, hoy os proponemos que provoquéis a vuestros hijos e hijas con material no estructurado, pero que sabemos que llamará su atención: Latas y botes de conservas.

Estamos seguros que en vuestra despensa habrá material suficiente como para realizar un pequeño escenario de juego en el que vuestros niños puedan dar rienda suelta a una de sus intereses en esta edad: apilar, construir y destruir. Además, lo redondo de las latas y botes probablemente suscitará otros juegos al caer, rodar, perseguir, agitar, golpear… Si vosotros proponéis, os aseguramos que vuestros hijos os sorprenderán. 

Para ello necesitareis:

-  Latas de diferentes tamaños y pesos

-  Un espacio en el que colocarlas

Os recomendamos que juguéis con el asombro de vuestros hijos, que les sorprendáis, que fomentéis que encuentren este escenario. Aquí os ofrecemos una sugerencia de cómo podríais disponer el material.

 

 

Si finalmente os decidís a dar rienda suelta al juego, estaremos encantados de que nos hagáis llegar fotos de cómo se lo han pasado los peques. 

  209 Hits
0 Comment
209 Hits
  0 Comment
Abr
14

TALLER MANIPULATIVO: PROVOCACIÓN CON PAÑUELOS NIVEL 0-1

 

¡Buenos días familias!

En esta ocasión os presentamos una provocación de juego para los más pequeños con materiales que tenemos en casa:

Necesitaremos una caja de toallitas o en caso de no tenerla, una caja de zapatos con un agujero en la tapa. Como objeto sorpresa, utilizaremos unos pañuelos o retales de tela que tengamos por casa.

El niño descubrirá que, al sacar un pañuelo, sale otro, después otro y otro más…

Descubrirá las diferentes texturas, colores y tamaños de las telas que introduzcamos, además de desarrollar un mayor control óculo manual y el efecto sorpresa les provoca seguir descubriendo.

 

  

 

  241 Hits
0 Comment
241 Hits
  0 Comment
Abr
08

ORGANIZAR UNA BÚSQUEDA DEL TESORO EN CASA

A todos grandes y pequeños nos encanta buscar… ¡y encontrar tesoros! Os proponemos un juego divertido, transformando a toda la familia en un grupo de exploradores o piratas que buscan un tesoro perdido.

¿Cómo organizar esta experiencia? Aprovechando cartón, telas, paños y pequeños objetos que toda la familia daba por olvidados…

·         Con paños y pañuelos prepara los complementos perfectos para ser un pirata: pañuelo al cuello o cabeza; parches…

·         Con cartón realiza pequeñas espadas y catalejos de pirata…

·         Para la bandera, recupera aquella sábana vieja olvidada al fondo del cajón, cortadla y decoradla entre todos con rotuladores.

·         Para el tesoro o tesoros, utiliza un pequeño joyero y rellénalo de pequeños objetos que seguro dabais por olvidados: una chapa, unos pendientes, pequeños muñecos de goma, unos cascabeles, tarritos de colonia, flores secas e incluso, algunas fotos de familia…

·         Prepara un divertido pergamino escribiendo un mensaje misterioso (como si fuera de un viejo pirata desaparecido) y con un mapa que represente las estancias de la casa.

¿Cómo esconder el tesoro y preparar las pistas?

Por la noche o durante la hora de la siesta de los pequeños, prepara y esconde las pistas y el tesoro de forma que al día siguiente podáis dar comienzo a vuestra jornada pirata.

Prepara las pistas con acertijos relacionados con diferentes lugares de la casa y pégalas con celo en casa localización (de forma que queden un poco escondidas). A continuación, te presentamos algunas propuestas de localización:

·         En la puerta del congelador o dentro de un tupper en la nevera

·         En el cajón de sartenes y cazuelas (dentro de una de ellas)

·         Pegado a una tableta de chocolate o caja de cereales

·         Dentro de la lavadora

·         Pegado en el mando de la televisión o consola.

·         Entre el protector y la Tablet que utilice más la familia.

·         En la esquina de alguna ventana, la pista tendrá que estar muy dobladita.

·         Debajo de algún cojín del salón o habitación, con diseño diferente.

·         En el pie de alguna lámpara de casa.

·         En el interior de algún atlas o libro/cuento de aventuras

·         En un plástico, dentro de algún bote de jabón transparente.

·         Pegado detrás de un reloj despertador…

·         En el borde de alguna puerta

Organiza en el salón el campamento pirata, para terminar el día de una forma especial y divertida:

·         Con una manta y unas sillas prepara una cueva.

·         Para el suelo de la cueva, coloca una alfombra o edredón y ten preparado algún colchón para dormir allí también.

·         Equipa esta cueva con lo necesario para “la supervivencia de la tripulación”: palomitas, cuencos con fruta, agua o refrescos (un día es un día), una cena especial de picoteo, cojines…

·         Ten preparadas linternas y alguna historia que encuentras en internet, sobre piratas y exploradores, para contarles por la tarde / noche.

·         Por supuesto, a una aventura de este calibre, no le puede faltar una buena banda sonora de película: hazte con algunas canciones de “Piratas del caribe” o similar, para ambientar mejor todo el juego.

¿te atreves a crear esta aventura? Puedes pedir ayuda a tus hijos e hijas mayores, para preparar las pistas y transformándoles en los capitanes de expedición.

  779 Hits
0 Comment
779 Hits
  0 Comment
Abr
07

Provocación con materiales cotidianos

 

Explorar objetos es algo que los niños realizan de forma innata. Los cogen, miran, huelen, mueven de un lado a otro, se los llevan a la boca, los golpean, dejan caer, apilan…de este modo registran a través de los sentidos  las diversas informaciones y comienzan interpretar  cada experiencia. 

Hoy os hacemos una propuesta de juego  sencilla pero que seguro gustará y sorprenderá a nuestros pequeños.

Seleccionad  algunos objetos cotidianos de casa y fijadlos al suelo o en una pared con celo o cinta de carrocero. ¡Sin que os vean hacerlo!.
Pueden ser por ejemplo una cuchara, un peine, las llaves, una fruta, una bandeja, pajitas o algún juguete suyo.

Al descubrirlos querrán cogerlos y ante la dificultad  investigará la forma de conseguirlo: lo intentará arrancándolos con fuerza o empleándose minuciosamente en la tarea de despegarlos.

Descubrirá que  algunos objetos se desprenden con mayor facilidad que otros, quizá algunos materiales se estiren, rompan o deformen como las pajitas, los objetos de tela o el cartón…    

Permaneced cerca de ellos disponibles pero dejando que sean ellos los que tomen la iniciativa de juego, manipulen y descubran libremente.

¡Seguro que pasarán un rato muy entretenido!

Podéis repetir la actividad otro día renovando  los materiales o presentándolos en otro espacio para mantener el factor sorpresa.

 

  215 Hits
0 Comment
215 Hits
  0 Comment